Logotipo de la Guía de Negocios en España

5. Ayudas a las PYMEs innovadoras

Sin perjuicio del especial trato que suelen recibir las PYMEs en el marco de los programas o iniciativas de financiación pública que han sido examinados en otros apartados de este capítulo, se enumeran, a título de ejemplo, algunas líneas específicamente destinadas a este tipo de entidades cuando desarrollan, en concreto, actividades de carácter innovador.

En concreto, nos referiremos a la financiación que la Empresa Nacional de Innovación (ENISA), ofrece a las pequeñas y medianas empresas a través de diversas líneas destinadas a fomentar su creación, crecimiento o consolidación.

A modo de ejemplo, se exponen, a continuación, las principales características de algunas de estas líneas, si bien tanto la disponibilidad de fondos como las condiciones aplicables durante este año 2020 dependerán, en última instancia, del marco presupuestario que finalmente se apruebe para este ejercicio.

  • ENISA Jóvenes emprendedores, destinada a estimular la creación de empresas promovidas por jóvenes empresarios (con edad no superior a 40 años), a los que se dota de los recursos financieros necesarios para PYMEs y Startups con la finalidad de abordar las inversiones que precise el proyecto empresarial en su fase inicial, sin exigencia de garantía alguna.

    Podrán ser beneficiarias aquellas PYMEs que (i) ejerzan su actividad y tengan domicilio social en el ámbito territorial español; (ii) cuenten con personalidad jurídica propia y hayan sido constituidas, como máximo, en los 24 meses anteriores a la presentación de la solicitud; (iii) cuenten con un modelo de negocio innovador o con claras ventajas competitivas; (iv) tengan viabilidad técnica/económica del proyecto; (v) hayan depositado en el Registro Mercantil, o en otro registro público que proceda, las cuentas correspondientes al último ejercicio cerrado; (vi) la mayoría de su capital esté suscrito por jóvenes empresarios (≤40 años), y (vii) desarrollen cualquier ámbito de actividad económica (salvo la inmobiliaria y la financiera). Finalmente se exigen aportaciones mínimas de los socios (al menos, del 50%), vía capital, en función de la cuantía del préstamo, así como la demonstración de la viabilidad técnica y económica del proyecto.

    Se consideran financiables las inversiones que precisa la puesta en marcha del proyecto empresarial en su fase inicial, y, en concreto, tanto la adquisición de activos fijos como el circulante necesario para el desarrollo de la actividad.

    El importe del préstamo participativo en que la ayuda consiste oscila entre un mínimo de 25.000 € y un máximo de 75.000 €, a un tipo de interés, aplicable -en el primer tramo-, equivalente al Euribor incrementado en 3,25 % y, -en el segundo tramo-, variable entre el 3,0% y el 6,0% en función de la rentabilidad financiera de la empresa, de acuerdo con la calificación (rating) de la operación.

    La amortización de intereses y principal será mensual.El préstamo tendrá un plazo de vencimiento máximo de 7 años y un periodo de carencia de 5 años máximo para la amortización del principal.

  • ENISA Emprendedores, dirigida a apoyar financieramente a PYMEs y Startups de reciente constitución, promovidas por emprendedores (sin límite de edad), para acometer las inversiones que precisa el proyecto empresarial en su fase inicial, sin exigencia de garantía alguna.

    Podrán ser beneficiarias aquellas PYMEs que (i) ejerzan su actividad y tengan domicilio social en el ámbito territorial español; (ii) tengan personalidad jurídica propia y hayan sido constituidas -como máximo- en los 24 meses anteriores a la presentación de la solicitud; (iii) cuenten con un modelo de negocio innovador o con claras ventajas competitivas; (iv) dispongan de unos fondos propios que, como mínimo, sean equivalentes a la cuantía del préstamo; (v) tengan viabilidad técnica/económica del proyecto; (vi) hayan depositado las cuentas del último ejercicio cerrado en el Registro Mercantil o en otro registro público que proceda; (vii) cuenten con una estructura financiera equilibrada y profesionalidad en la gestión y (viii) desarrollen cualquier ámbito de actividad económica (salvo la inmobiliaria y la financiera).

    El importe del préstamo participativo en que consiste la ayuda podrá oscilar entre los 25.000 € y los 300.000 €, a un tipo de interés, -en el primer tramo-, equivalente al Euribor incrementado en 3,75% y, -en un segundo tramo, - variable entre el 3,0% y el 6%, en función de la rentabilidad financiera de la empresa, de acuerdo con la calificación (rating) de la operación. La amortización de intereses y principal será trimestral.

    El préstamo tendrá un plazo de vencimiento máximo de 7 años y un periodo de carencia de 5 años para la amortización del principal.

  • ENISA Crecimiento, dirigida a financiar proyectos promovidos por PYMES, sin exigencia de garantía alguna, que contemplen la adopción de mejoras competitivas o la ejecución de proyectos de consolidación, crecimiento e internacionalización u operaciones societarias, basados en modelos de negocio viables y rentables, enfocados, específicamente a alguno de los siguientes objetivos: (i) la mejora competitiva de sistemas productivos y/o cambio de modelo productivo; (ii) la expansión mediante ampliación de la capacidad productiva, avances tecnológicos, aumento de gama de productos/servicios; (iii) la diversificación de mercados; búsqueda de capitalización y/o deuda en mercados regulados; o (iv) la financiación de proyectos empresariales a través de operaciones societarias.

    En cuanto a los requisitos que han de reunir los beneficiarios, se exige, esencialmente, el cumplimiento de los ya descritos en la línea anterior, si bien, para los préstamos aprobados por importe superior a los 300.000 €, se deberán tener auditados externamente los estados financieros del último ejercicio cerrado.

    El importe de los préstamos participativos otorgados a través de esta línea oscilará entre 25.000 € y 1.500.000 € con un plazo de vencimiento máximo de 9 años y un periodo de carencia del principal de 7 años. El tipo de interés aplicable será Euribor + 3,75%, en la primera fase, y variable, en función de la rentabilidad de la empresa, con un límite máximo establecido entre el 3% y el 8%, en la segunda fase, de acuerdo con la calificación (rating) de la operación.